Entrevista a Carolena Nericcio (Fat Chance Belly Dance, San Francisco)

carolennanericcio“Jamila Salimpour rompió moldes,  pero no creó el Tribal”

Por Marga Gómez.

San Francisco, la bella ciudad californiana de eternas brumas que vio nacer a la gran Isadora Duncan; cuna del movimiento Beatnik, refugio de hippies, generador de tendencias. Una ciudad viva donde la creatividad se respira. No es extraño por tanto que en San Francisco también se haya originado el Estilo Tribal Americano, una forma diferente de entender la danza del vientre que poco a poco también va encontrando su lugar en nuestro país y sobre cuyos orígenes también hay algunas brumas.

El pasado mes de septiembre, aprovechando mi estancia en esta maravillosa ciudad, decidí acercarme un poco más al tribal. Elegí para hacerlo Fat Chance Belly Dance y expresé a su directora Carolena Nericcio mi deseo de tomar unas clases y, de paso, entrevistarla. Carolena estuvo muy dispuesta y receptiva, pero su apretada agenda y mi estresada vida de turista no propiciaron un encuentro personal, de modo que finalmente realizamos la entrevista vía e-mail. A pesar de haberse quedado algunas preguntas en el tintero, esperamos que esta entrevista nos permita acercarnos un poco más al Estilo Tribal Americano.
A.D.O. Carolena, estás considerada una de las bailarinas más importantes de tribal, además de ser la creadora del American Tribal Style (sabemos que, por ejemplo, desarrollaste el sistema de señales entre bailarinas) ¿Puedes contar a nuestro público un poco más sobre ti, cómo empezaste a bailar y cómo descubriste la danza del vientre?
C.N. Comencé a bailar con 14 años. Amaba la música y la danza, pero no me sentía agusto bailando con chicos. Todos los bailes en aquel momento eran bailes de pareja con chicas y chicos, ¡Así que nunca conseguía bailar! Entonces decidí que quería hacer algún estilo de danza que permitiese bailar en solitario y, por alguna razón, elegí la danza del vientre. Es irónico que al final he terminado desarrollando un estilo que requiere bailar en parejas y en grupo.
Descubrí la danza del vientre con mi profesora, Masha Archer, en el centro de San Francisco ¡Es un lugar realmente excitante para una chica de barrio! Masha es una artista que todo lo que toca lo convierte en oro. Cuando la conocí bailaba, ahora diseña joyas increíbles y estoy segura de que sigue pintando y dibujando. Así que mi educación con Masha se basó más en el arte que en la danza tal y como la experimentamos hoy.
Estilo Tribal Americano o American Tribal Style®

Estilo Tribal Americano o American Tribal Style®

Me quedé con Masha y su compañía (San Francisco Classic Dance Troupe) durante unos siete años. Cuando dejó de enseñar y actuar, dejé de bailar durante un tiempo, ¿Qué otra danza podía hacer? No me apetecía buscar otro profesor o compañía. Eventualmente decidí que si empezaba a enseñar, formaría a mis propias compañeras de baile. Al principio enseñaba palabra por palabra lo que había aprendido con Masha. Pero a medida que las cosas progresaron, me di cuenta de que no era necesaria una comunicación verbal y pensé que era algo muy interesante.

Así es como desarrollé el sistema de pasos y señas, mirando a la gente bailar. El uso artístico del cuerpo lo aprendí de mi profesora, la elaboración de los pasos y sistema de señas, lo creé yo misma.
“Elegí un estilo que me permitiera bailar en solitario. Es irónico que al final haya desarrollado un estilo que requiere bailar en parejas y en grupo”
A.D.O. Por lo que sabemos en España sobre los orígenes del tribal es que nació en los años 60. Su precursora fue Jamila Salimpour y se trata de una fusión de danzas de Oriente Medio, indias, flamenco y otros estilos folclóricos. ¿Cuál sería tu definición y cuáles son las diferencias principales entre el tribal y la danza oriental clásica?
C.N. Es un concepto erróneo, Jamila fue una influencia para Masha y rompió moldes en la manera de presentar la danza clásica egipcia cuando creó Bal-Anat para el festival “Renaissance Faire”. Pero ella no creó el Tribal. Fue mi primer grupo de bailarinas y yo misma quienes recibimos el título de American Tribal Style Belly Dance por parte de una notable bailarina, Morocco. Creo que a los tradicionalistas no les gustaba lo que estábamos haciendo, pero tengo que admitir que al público sí y que era algo que iba a perdurar. De modo que tuvieron que darle un nombre que definiera nuestro estilo y separarlo del tradicional.
Pero volviendo a la pregunta, lo que sí afirmo es que he fusionado danza de Oriente Medio, india y flamenco para crear el Estilo Tribal Americano, Jamila no.
A.D.O. Toda danza, como expresión artística es un medio para transmitir algo ¿Cuál es el propósito y el significado del estilo Tribal?
C.N. Representar la figura femenina fuerte y bella. La postura es abierta y positiva, los pasos son gestos de alegría y los brazos actúan como un marco para la cara y el torso. En el estilo tribal no se flirtea como en el estilo clásico egipcio, sino que te mira directamente a los ojos.
A.D.O. ¿Qué elementos utilizáis más: velo, bastón, crótalos, sable…? ¿Y cómo los usáis?
C.N.- Siempre utilizamos crótalos, un poco el sable y el velo casi nada, excepto para coreografías especiales (puedes verlo en el DVD “San Francisco Beledi”)

“El uso artístico del cuerpo lo aprendí de Masha Archer.
La elaboración de los pasos y  el sistema de señas lo creé yo misma”

A.D.O. ¿Qué música o qué musicos te gustan más para tus clases y actuaciones?
C.N. Nuestros músicos favoritos son Helm (Mark and Ling Shien Bell). Hemos producido tres CD’s con ellos. Tocan música tradicional para nosotras, nada de cosas modernas.
A.D.O. ¿Cómo preparas tu trabajo para la escena? ¿Trabajáis con coreografías o utilizáis el sistema de señas para improvisar en el escenario si estáis bailando en grupo?
C.N. Cualquiera o ambos al mismo tiempo. A veces hay espectáculos que requieren ajustarse a una coreografía, entonces la ensayamos. La mayoría de las veces únicamente improvisamos allí mismo, pero siempre ensayamos para estar bien sincronizadas. Otras veces hacemos las dos cosas: una coreografía montada e improvisación al mismo tiempo. Siempre estamos preparadas para cualquier cosa.
A.D.O. El estilo tribal se inspira en las gawazee de Egipto y las danzas folclóricas de diferentes grupos étnicos. Sin embargo, por lo que hemos visto, la actitud de la bailarina de tribal no es tan folclórica en el sentido de que tiene una postura y un gesto más serio, desapegado y trascendental ¿Qué piensas de esto?

“Creo que una bailarina debería hacer sólo un estilo, clásico egipcio o tribal. Nunca he visto a una bailarina competente en ambos”

C.N. Creo que mi estilo original ha sido malinterpretado y adulterado. Propongo a mis bailarinas que sonrían al público y que se miren entre ellas. Cualquier otra cosa diferente a eso es un error.
A.D.O. En España la mayoría de las escuelas -con una o dos excepciones- enseñan Tribal como una especialidad dentro del amplio marco de la danza del vientre. Aquí estáis especializadas sólo en Tribal. ¿Es posible para una bailarina dedicarse únicamente al tribal?
C.N. Creo que una bailarina debería hacer sólo un estilo, clásico egipcio o Tribal. No creo, y nunca he visto a una bailarina que sea competente en ambos. La actitud y las sensibilidades son distintas, siento estar en desacuerdo.
A.D.O. ¿Recomiendas a tus alumnas aprender algunos otros estilos o disciplinas, además del estilo tribal o relacionadas con éste, para enriquecer su propio estilo?
C.N. Otros estilos de danza, sí. Otros estilos de danza del vientre, no es necesario. Pero sí les recomiendo que vean y aprecien el estilo clásico egipcio y los estilos folclóricos para que entiendan el corazón de la cultura norteafricana.
A.D.O. ¿Cuántos años necesita una bailarina de Tribal para convertirse en profesional?
C.N. Alrededor de cinco años.
A.D.O. ¿Qué buscan las mujeres que vienen a tus clases?
C.N. Lo mismo que buscan en otras clases de danza del vientre: diversión, forma física, camaradería.
A.D.O. ¿Qué opinas de este nuevo estilo denominado “Gothic Belly Dance” o “Raks Gothic”?
C.N. No lo entiendo y no lo veo como un tipo de Tribal.
A.D.O. Y finamente, ¿Cómo ves el futuro del Estilo Tribal Americano?
C.N.- Me gustaría que la gente dejara de utilizar el término “Tribal” porque se pueden estar aprovechando de él. Quiero que el Tribal resurja como una expresión de la fuerza y la belleza de la mujer. No es para cualquiera.

 

Si algo sabemos sobre los orígenes de la danza del vientre es que no son nada concretos. Paradójico pero cierto. Teorías hay muchas y todas son válidas, pues sería complicado e incluso injusto atribuir su nacimiento a una época o lugar determinados.

Es lo que tiene el arte; de repente surge un movimiento, una tendencia, algo que en sus principios ni siquiera se sabe que lo es y, a lo largo de su desarrollo, diferentes artistas van incorporándose a él, aportando su perspectiva y contribuyendo a dar forma a algo que finalmente termina recibiendo un nombre, casi siempre por parte de un periodista o crítico de arte. En definitiva, un estilo o tendencia no surge de la mente de una sola persona, sino que es el resultado de las aportaciones de un colectivo. Ni que decir tiene que con los géneros de danza ocurre lo propio.

Volvamos a la danza que nos ocupa y concretamente a una de sus más recientes incorporaciones, que curiosamente no procede de ningún país oriental: el “estilo tribal”. Un género que según nuestras informaciones (consulta el reportaje publicado en 2004), tuvo como pionera a Jamila Salimpour, cuando en el año 1968 presentó en San
Francisco con su compañía Bal-Anat un espectáculo de danzas del norte de Africa y el Mediterráneo Oriental en el festival “Renaissance Pleasure Faire”.

Lo cierto es que aquella presentación sirvió de inspiración para las siguientes generaciones de bailarinas norteamericanas y posiblemente marcó el inicio de la danza del vientre “made in the USA”. Por otro lado, hay voces que atribuyen la “autoría” del American Tribal Style a Carolena Nericcio, directora y maestra de Fat Chance Belly Dance, una conocida escuela dentro y fuera de San Francisco, dedicada a la enseñanza de este género.

Una fusión de estilos en la que prima la estética étnica y que reivindica la autenticidad del sentir de las tribus nómadas de África del Norte y Oriente Próximo. El espíritu tribal y el sentimiento de hermandad entre mujeres es la esencia de este estilo, en el que siempre se baila en pareja o en grupo y las bailarinas se rigen por estructuras coreográficas que les permiten cambiar de movimiento cuando una líder lo marca, en base a unas señales que todas conocen. Y es aquí donde Carolena tiene mucho que ver.

Deja un comentario