Hablando con Beatriz Merino de La Danza Oriental Terapeútica

beatrizalas13Entrevista por Yolanda Vilà

“Me gusta llamar a mis clases, Sesiones de Baile. Y a mis alumnas, Mi Gente”

Beatriz Merino Guardiola nos concedió una entrevista el pasado mes de mayo, para compartir con nosotros su particular visión y manera de vivir, disfrutar y difundir la danza oriental.

Beatriz ha editado recientemente un DVD (el segundo) dedicado a la explicación de movimientos básicos de la danza oriental, combinaciones de pasos e incluso una pequeña meditación.
Fundadora y directora del Instituto Psicológico Terapéutico Integral, en Tarragona, Beatriz ha unido sus conocimientos y experiencia como psicóloga, a su investigación y práctica de la danza oriental, para desarrollar su trabajo Danza Oriental Terapéutica.
ADO – ¿Por qué Danza Oriental Terapéutica?
Beatriz – Hace seis años que formé mi propia escuela y, a partir de mi formación y experiencia en Psicología, desarrollé el estudio de la danza como terapia.

Mi manera de entender la Danza Oriental y de dar las filosofía que trabaja mucho con la energía. Se trata de profundizar en la conexión con la Tierra y sentir su fuerza. Tomar conciencia corporal es básico para mí. También trabajamos mucho la sensualidad. Es muy importante el cómo te sientes al bailar y cómo transmites ese sentimiento.

ADO – ¿Y cómo enseñas esta filosofía en las clases?
Beatriz – Para aprender y asimilar todos estos conceptos, lo más importante es que mis alumnas lo pasen bien. Si tensión. Sin presión. Hay que dejarse llevar y sentir. A partir de ahí y, con el tiempo, descubrirán y sentirán los beneficios terapéuticos de la Danza Oriental.
Trabajamos en profundidad cada movimiento. Por ejemplo, si a alguien le cuesta un determinado paso, vamos al fondo de la cuestión para averiguar por qué le cuesta. Puede ser una mala colocación postural y entonces hay que trabajar este aspecto… pero también puede ser un bloqueo, por ejemplo.
cover255ADO – ¿Cómo se transmite toda esta filosofía en tu DVD?
Beatriz – Bueno, el DVD es muy útil para explicar la técnica del movimiento. De dónde sale, cómo debe estar colocado el cuerpo y cómo se realiza. Pero en clase trabajamos que lo más importante no es la técnica, sino el alma. El sentimiento.
ADO – Este es tu segundo DVD. ¿Habrá un tercero?
Beatriz – Sí. En septiembre saldrá el tercer DVD llamado “Las Diosas del Templo bailan en el paraíso”. Se trata de un doble DVD con dos coreografías explicadas paso
clases forma parte de una filosofía que trabaja mucho con la energía. Se trata de profundizar en la conexión con la Tierra y sentir su fuerza. Tomar conciencia corporal es básico para mí. También trabajamos mucho la sensualidad. Es muy importante el cómo te sientes al bailar y cómo transmites ese sentimiento.ADO – ¿Y cómo enseñas esta filosofía en las clases?Beatriz – Para aprender y asimilar todos estos conceptos, lo más importante es que mis alumnas lo pasen bien. Si tensión. Sin presión. Hay que dejarse llevar y sentir. A partir de ahí y, con el tiempo, descubrirán y sentirán los beneficios terapéuticos de la Danza Oriental.
Trabajamos en profundidad cada movimiento. Por ejemplo, si a alguien le cuesta un determinado paso, vamos al fondo de la cuestión para averiguar por qué le cuesta. Puede ser una mala colocación postural y entonces hay que trabajar este aspecto… pero también puede ser un bloqueo, por ejemplo.ADO – ¿Cómo se transmite toda esta filosofía en tu DVD?

Beatriz – Bueno, el DVD es muy útil para explicar la técnica del movimiento. De dónde sale, cómo debe estar colocado el cuerpo y cómo se realiza. Pero en clase trabajamos que lo más importante no es la técnica, sino el alma. El sentimiento.

ADO – Este es tu segundo DVD. ¿Habrá un tercero?

Beatriz – Sí. En septiembre saldrá el tercer DVD llamado “Las Diosas del Templo bailan en el paraíso”. Se trata de un doble DVD con dos coreografías explicadas paso a paso. Una de ellas es para un nivel básico sobre un ritmo chiftitelly. La segunda es una canción de Amr Diab.
En este DVD participan mis alumnas. Creo que ha sido muy interesante para ellas enfrentarse a un ojo tan objetivo como es el de la cámara. ¡Lo capta todo! Y fue una bonita experiencia en la que disfrutamos muchísimo del entorno natural y del día fabuloso que tuvimos.

ADO – ¿Las imágenes del segundo DVD están rodadas en tu Instituto?

Beatriz – Sí, en el aula donde hacemos las clases. Bueno, las sesiones de baile. Me gusta llamar a mis clases, Sesiones de Baile. Y a mis alumnas, Mi Gente.
Y la música del DVD son composiciones propias de Dídac Ruiz. Un músico de Tarragona.
ADO – Y en tu trabajo de la danza como terapia… ¿por qué trabajas con la danza oriental? ¿Crees que podrías conseguir tus objetivos también con otro tipo de danza?
Beatriz – Tal vez, en cuanto a trabajo de colocación, mover el cuerpo, etc., sí. Pero al descubrir y empezar a practicar la Danza Oriental, me di cuenta de que tenía una gran conexión con la feminidad y que tiene mucha relación con grandes cambios que se producen a nivel personal.

Es una fuente de exploración para trabajar psicológicamente. Es un camino, un instrumento. Además, al trabajar desde el cómo todo gira alrededor de este punto. Sentimos la conexión con la tierra, cómo la energía sube y se expresa en el rostro, en los ojos. ¡Mostramos las emociones! Y este es un trabajo muy interesante. Combinamos una manifestación de ligereza en los movimientos y en la expresión, con un sentir muy fuerte de la fuerza que viene desde los pies.

ADO – ¿Por qué crees que es tan necesario el trabajar la feminidad?
Beatriz – Creo que vivimos en
una sociedad que nos ha hecho perder nuestra parte más femenina. No somos conscientes del potencial que tenemos. De lo bien que nos podemos sentir poniendo mucha conciencia en nuestro centro y sacando los movimientos desde allí. Psicológicamente hemos negado esta parte del cuerpo.

Con la Danza Oriental Terapéutica trabajamos el recuperar esta energía. Y conectarla a los movimientos para darles más sensualidad. Entender esto nos lleva a sentir diferente, a conectar con nuestras emociones… quien nos ve bailar, apreciará esto y también percibirá diferente. En definitiva, es un aprendizaje del propio cuerpo. Trabajamos qué recursos tenemos para conectar con él.

En este sentido, en las clases hemos desarrollado una gran complicidad y respeto entre compañeras. La danza y la experiencia de la danza, une a las chicas.

Sentir esto y ver los resultados y progresos en ellas, es algo que me llena de satisfacción.

ADO – ¿Llevas esta filosofía también a los escenarios

Beatriz – A mí me gusta, sobre todo, la formación. Pero sí podemos hacer actuaciones cuando los piden, por ejemplo, asociaciones de mujeres, etc. También organizamos un festival de fin de curso, para mostrar el trabajo realizado en las clases.

ADO – ¿Algún consejo para quienes practican esta danza?
Beatriz – Dejarse llevar. Sentir. Bailar con alma.

Puedes encontrar sus DVDs en Ropa de Arabia.

Deja un comentario