Lo alternativo frente a lo tradicional

A principios de mes, nos trasladamos a dos lugares que suelen ofrecer encuentros de danza y música árabes. El pasado 2 de septiembre, en la sala Galileo tuvo lugar el espectáculo “Fahime Slow E´motion”, a cargo de Fátima Fahima, bailarina de Zaragoza. Y en la Casa Persa nos encontramos a los artistas Amaj, Ana Saeeda, Fernando Depiaggi y Tarek Halabi, en una pequeña actuación de música y danza.

Dos espectáculos bien distintos.

El espectáculo “Fahime” es un espectáculo diferente, en el que la se entremezcla con imágenes a través de una pantalla grande y 3 pantallas más pequeñas, con una acústica peculiar de las manos del diseñador gráfico y audiovisual Juan Vives, que ha desarrollado junto a Fátima el espectáculo. También contaron con la participación del violinista Mustapha Ghouzal, que se encargó de poner el punto más tradicional al evento al tocar él solo Alf leila u leila de Om Kolsoum con su violín.

Una puesta en escena un tanto peculiar tomando como base la danza oriental, pero aportando una visión personal, alternativa y actual de su directora, Fátima. Uniendo a esto, danzas japonesas con abanico, danza sufíes con sable…

Pero, si nos adentramos en lo que ocurrió en la Casa Persa, podríamos decir que fue todo lo contrario. Al nay, Fernando Depiaggi y al darbukka, Tarek Halabi. Como bailarinas, Amaj y Ana Saeeda.

Mayid, el director de la casa persa, que ofrece todos los sábados conciertos de música iraní y persa tradicional, ofreció su casa para la danza y la música árabes (más información www.casapersa.com)

Tocaron una introducción musical, que se suele hacer en los conciertos de música oriental y a lo que se le denomina “Doulab” (“rueda”) y que sirve como nexo de unión el desarrollo de un concierto. Tocaron temas clásicos como “Lamma baba”, “Bahlam Beek”, escuchamos un maravilloso Taksim de nay (flauta árabe), la famosa canción “Anna Finti Zarak”… Y el encuentro terminó con la participación de la mayoría de los asistentes en un saidi (música folklórica del Alto Egipto), que bailaron y disfrutaron de la velada.
Además, de los bien ejecutados solos de percusión de Amaj y Ana, gracias a los rápidos dedos de Tarek.


Deja un comentario