Danza Duende: auténtico en tu arte, artista en tu vida

dnaBailarina solista del Ballet Ruso Irina Grjebina a los 12 años, Myriam Szabo ha estudiado intensamente las disciplinas del cuerpo: danzas del mundo, artes marciales, yoga y qi gong. Desde 1981 participa en retiros de estudio del Budismo y de meditación, en solitario y en grupo. Después de haber trabajado en Francia y Portugal como solista en danzas de carácter, modelo, productora de festivales y actriz, creó el proyecto Danza Duende, que propone bailar la vida como un medio para despertar la bondad fundamental en el cotidiano. Myriam enseña en varios países de Europa desde 1991. Vive en Bélgica desde 2005. En 2007 fue invitada por Christine Delmotte como solista en «Les Fourberies de Scapin» y para actuar en la función «Sur les traces de Siddharta» producido en 2008 por el «Théâtre des Martyrs».

foto1113Danza Duende
Auténtico en tu arte, artista en tu vida

La Danza Duende® es un entrenamiento en todos los aspectos de nuestra vida, que nos permite apreciar y elevar nuestra existencia bailando. Nos lleva a descubrir el arte de ser tal y como somos y abrirnos al potencial de nuestra naturaleza enamorada y libre.

Textos: Myriam Szabo (Redacción: Marga Gómez)
Fotos: Jerôme Latteur, Olivier Vin, Laura Trujillo, Sara Fernandez Paredes

Danza Duende® es un proyecto surgido de la mente, y del alma, de la bailarina Myriam Szabo que propone despertar la bondad fundamental en la vida cotidiana y al que cada vez más alumnos y profesores de diferentes partes del mundo se incorporan: “fue surgiendo de forma espontánea a medida que mi trabajo, alejándose cada vez más de las categorías de danzas de repertorio, iba volviéndose inclasificable.”

“Al haber tomado conciencia de las implicaciones artísticas y personales de mi propia experiencia como bailarina, como mujer y como ser humano, empecé a buscar los medios que me permitieran compartir esas vivencias con mis alumnos.” Y así nace la Danza Duende, a cuyo desarrollo y difusión Myriam se dedica desde hace más de tres años.

ImageMyriam14

¿Qué es la Danza Duende?

Duende es un término popular, utilizado sobre todo en el mundo del flamenco, que se dice cuando un artista es capaz de evocar una magia irresistible que magnetiza al público. Su sentido es indefinible, porque designa una experiencia emocional, imposible de atrapar que va más allá de nuestro entendimiento racional y se manifiesta repentinamente en un acto artístico.

De la búsqueda de ese Duende en la vida cotidiana, surge la Danza Duende.

Este proyecto propone múltiples actividades cuyo objetivo es transformar nuestra vida en arte, gracias al cultivo de la bondad fundamental. Consiste en promover la visión de la vida como un arte para todos. El objetivo a largo plazo es la salud y la calidad de las relaciones humanas que se apoya en tres pilares: Libertad, Rigor y Virtud.

La Danza Duende es un recorrido solitario, a veces difícil, a veces euforizante, a veces hilarante, en que se producen encuentros extraordinarios con uno mismo y con los demás.

Varios son los objetivos que se reúnen en esta vía:

1. La excelencia artística y humana.
2. La transmisión de dimensiones espirituales y éticas universales en el aprendizaje del arte.
3. La noción de responsabilidad individual y universal en la divulgación y comercio del arte.
4. El combate contra la ignorancia.
5. La desmitificación del concepto común de “artista maldito”, que se traduce por una fascinación sutil por las actitudes destructivas.
6. La fundación sólida de un espíritu de solidaridad y confianza, en el seno de la comunidad artística.
7. La apertura infinita, la curiosidad y el respeto por todas las formas de conocimiento artístico, sin discriminación y sin juicios de valor.
8. El retorno del reconocimiento de la Danza, libre de “intelectualismo”.
9. La asignación de fondos, a través de la inversión de empresas privadas en expresiones artísticas humanitarias.
10. Un cambio profundo de las perspectivas y los objetivos de la enseñanza de las artes del espectáculo, para que pueda trascender sus limitaciones habituales.

portespad11La Danza Duende es un medio, no un fin.

La Danza Duende® no vehicula una forma definida, pero puede producir muchas formas o puede llevar a un alumno a entender cómo nacen las formas desde su propia experiencia personal. “Oriental Duende®”, “Gypsy Duende®” y “Guerrero Duende®” son ya algunas formas que han surgido del núcleo “Danza Duende”.

Sin embargo, la Danza Duende sí tiene sus propias reglas que consisten esencialmente en abrirse, en conectarse con el momento presente y en ganar confianza en uno mismo poco a poco, hasta superar los temores y las expectativas. Se aprende a utilizar los dolores y los milagros de la vida como material de transmutación. Todo el proceso es improvisado a partir de la realidad movediza de los participantes, del momento, del lugar y del/de los profesor/es. Es lo que se define como “entrar en el flujo”, es decir “Duende”.

Es un entrenamiento dirigido a artistas de todas las categorías o a cualquiera que busque elevar su existencia bailando; y es para todas las edades, pues el trabajo se adapta al público y a las circunstancias en que se desarrolla la enseñanza.

La Estructura del Trabajo

Los entrenamientos internacionales reúnen a varios pedagogos con diferentes formaciones artísticas que trabajan en sinergia para proponer un programa profundo y extenso sobre las percepciones, la inteligencia, el desarrollo de la valentía, la alegría y la generosidad.

La estructura del trabajo se basa en un aspecto emocional o sentimental particular, escogido con anterioridad en función de las cualidades que deseamos invocar y desarrollar. Sin intelectualizar ni filosofar sobre nuestra pesquisa, la viviremos tal y como es, en interdependencia con el grupo, sin perder nunca nuestra autonomía.

En una sesión o un taller de Danza Duende se puede elegir un tema importante o una imagen de inspiración que podemos trabajar desde varias perspectivas con un grupo. El profesor busca cómo compartir con los alumnos su propia experiencia del tema, utilizando medios como danza, música, caligrafía, meditación, artes marciales, etc.

Es deseable, en el marco de esta búsqueda, utilizar técnicas ilimitadas de movimiento o desarrollo personal. Esto permitirá a la Danza Duende transformarse y adaptarse a la necesidad de todos los seres que la estudiarán y que con ella enriquecerán sus horizontes, gracias a su propia sensibilidad. Hay una puerta abierta a todo tipo de aportaciones y a la institución de una actitud de humildad y dignidad asumidas en la postura artística y sobre todo en su transmisión.

Es importante definir claramente que se trata de abordar la danza con un objetivo profesional y no de proponer una terapia ni una vía espiritual específica, aunque es posible que algunos elementos de estas materias pueden darse y/o desarrollarse.

Más información en: www.danzaduende.org y en danzaduende@hotmail.com

Deja un comentario