CLASE EN EL CAIRO CON ABDEL FATTAH NAEEM: TRABAJANDO EMOCIONES…

Por Noor Al Sabah.

Cada año muchas chicas viajamos a algún país árabe con la maleta llena de ilusión por aprender danza oriental con algún profesor nativo. Vamos buscando pasos o expresiones que no trabajamos con nuestras profesoras habituales, que pertenecen a nuestro mismo país y/o cultura. Y también sumergirnos en un mundo muy diferente al nuestro. Un mundo que a veces vemos desde España como mágico, como si fuera un cuento de las Mil y Una Noches.

Este es el relato de mi trabajo con Abdel Fattah durante mi viaje a Egipto el pasado mes de julio.

Hace dos años que viajo a Egipto. En estos dos años he conocido muchos profesores egipcios de danza oriental, pero sin duda, para mí el encuentro con Abdel Fattah Naeem ha supuesto una revolución en mi manera de ver Egipto y la danza oriental.

Anteriormente, había recibido clases suyas de clásico oriental, melaya o shaabi. En esas primeras clases sólo me había dedicado a aprender las secuencias de pasos, no había mucho tiempo para más. En esa ocasión ya me di cuenta Abdel Fattah es un profesor diferente. Los movimientos que realizaba parecían fáciles, pero realmente estaban cargados de pequeños detalles que él se encargaba de hacerte ver, de repetir una y otra vez.

Volví este año al Cairo sin ganas de recibir clases de danza oriental. La primera noche, un amigo egipcio me pidió que le acompañara a casa de Abdel Fattah. Estaba recibiendo unas clases con él y quería hablar de ciertos detalles del workshop. Cuando vi el trabajo que estaban haciendo, me quedé tan impresionada que me picó el gusanillo de bailar y le pedí a Abdo unas clases para mí. Esta vez tuve tiempo de profundizar en otras cosas, no sólo en las coreografías que estaba aprendiendo.

Con el poco árabe egipcio que se y la ayuda del inglés que domino algo mejor, Abdo me explicó la historia de la canción que iba a trabajar (una de Om Kolthoum). El me habló sobre detalles de la vida de la cantante que no conocía. Sobre Suhair Zaki la primera bailarina que interpretó una canción de La Diva, cómo otras bailarinas interpretaron después temas como Enta Omri o Lessa Faker y en la actualidad, cómo toda bailarina tiene en su repertorio una canción de Om Kolthoum.

Ningún movimiento estaba puesto al azar. Ni siquiera el vestuario, maquillaje o peinado. Todo tiene un significado. Cada paso se correspondía con una emoción, con lo que la protagonista de la historia de la canción cuenta (el amor apasionado, el desgarro del desamor, la sensualidad del acercamiento, la frialdad de la lejanía….)

Abdel Fattah es una persona cálida, amigable, siempre dispuesto a ayudarte a comprender la manera de sentir y actuar de los árabes. No ha sido fácil trabajar todas estas emociones. Vengo de una cultura diferente, de un país europeo con otros códigos, otra forma de vida y no es fácil entender su manera de pensar y sus expresiones. Los movimientos “aparentemente” sencillos volvieron otra vez, pero esta vez con 1000 matices y detalles que había que trabajar una y otra vez.

Además del tema de Om Kolthoum, trabajamos gawazi con crótalos. Es otro tipo de emociones no tan desgarradas como en la clase anterior. Es casi el lado opuesto: la alegría, la fiesta, la fuerza, el coqueteo….. Si ya era complicado aprender a bailar sin elementos, compaginar los movimientos, las expresiones y el ritmo de los crótalos fue un esfuerzo monumental. Finalmente mi trabajo y la enorme paciencia y bondad de Abdel Fattah dieron sus frutos.

Con los días, Abdel Fattah me enseño no solo la técnica de la danza clásica y la fuerza del sentimiento de los egipcios. Su hospitalidad, su compañía, su amistad y su ayuda, me fueron abriendo a una cultura y a una sociedad que poco tiene que ver con los cuentos de odaliscas de palacio. Toda esta información ha sido una clase extra, una información valiosa que me ha aportado conocimientos a mi trabajo de emociones.

He vuelto de mi viaje muy enriquecida por todo lo vivido. Egipto no es el cuento de las Mil y Una Noches, pero en mi maleta sigo llevando la ilusión por aprender danza y una cultura que mezclar con mis raíces españolas………. Y también un maestro, mi querido Abdel Fattah

CURRICULUM ABDEL FATTAH

Abdel Fattah comienza a bailar siendo un niño. Estudia en la Escuela de Ballet del Cairo y en 1969 se une al grupo Nacional de Egipto, participando en diversos festivales y actuando en programas infantiles en la televisión egipcia.

Ha bailado en obras de teatro y musicales en el Teatro de la Opera del Cairo, así como diversas participaciones en grandes festivales de folclore y danza egipcios, como el Festival de Folclore Egipcio y el Festival Internacional de Arte Popular en el Cairo. También ha actuado en las televisiones de Egipto y Emiratos Arabes.

En 1986 crea su propia compañía de danza “Naeem Show” con la que ha hecho giras por diversos países árabes y europeos, obteniendo numerosos premios y reconocimientos. Por su compañía han pasado y se han formado muchos bailarines egipcios y extranjeros, algunos de ellos reconocidas figuras actuales del folclore y la danza oriental.

Actualmente Abdel Fattah es profesor de danza y participa cada año en el festival Ahlan Wa Sahlan de Raqia Hassan. Entrena a numerosos bailarines egipcios y extranjeros. En España impartió un taller de danza oriental en Sevilla en 2002, de la mano de su amigo Shokry Mohamed. Ha dado clase a nombres como Narjess Montasser, Alika, Mohamed El Sayed, Leena Qadi, Noor al Sabah, Alaa El Din Youssef, Mervat Zaza….

PARA CONTACTAR CON ABDEL FATTAH

En Egipto:

Email:
naeem_sho999@yahoo.com
naeem_sho999@hotmail.com
naeem_sho999@gmail.com

Teléfonos:
00202 3777 3035
002 123 576 485
002 122 508 094

En España:

Email:
contacta@aprendedanzaoriental.com
charo@aprendedanzaoriental.com

Teléfonos:
902.547.610
615.26.78.56

Visita su web:
www.naeemshow.com

Deja un comentario