Powered by Max Banner Ads 

Conclusiones de Aluaan

Por “ALUAAN”.

Contexto: Crisis en cultura, desconfianza en la danza árabe y desconocimiento de la Compañía de Danzas Orientales Tandava.

Aún con todo eso, nací yo: Aluaan (colores).

El último espectáculo y creación artística de la compañía Tandava, que se ha visto en los Veranos de la Villa en el Teatro El Arenal los meses de julio y agosto.

La verdad es que estoy agotado pero más feliz y bello que nunca. Un mes entero en el Teatro el Arenal con 6 actuaciones a la semana dan para escribir un libro, pero sólo me han dado este pequeño espacio. Ahora estoy disfrutando del éxito y del buen sabor de boca, pero me tengo que recuperar para nuestras próximas actuaciones que se acercan ya para noviembre y diciembre. A veces pienso que me estoy haciendo algo mayor. Hace más de un año que estábamos de estreno, naciendo en el teatro de un colegio. De aquello sólo recuerdo las horas de ensayo, los tiempos interminables de costura, las medias jornadas de producción, (uno de los montajes más accidentados de la historia), el desacierto de las luces y las horas eternas de rodaje para uno de nuestros mejores aciertos: un vídeo y una promo que nos abrirían muchas puertas en el futuro.

Nadie dijo que fuera fácil. Ha sido un año de duro trabajo para la Compañía, asistiendo a ferias de programadores, a festivales, campañas benéficas y promocionando todo lo posible la Compañía con actuaciones de bajo presupuesto. Es decir, gratis. Una ruina económica que finalmente dio sus frutos con la coproducción de Secuencia 3. Desde ese momento nos hemos presentado en un teatro de la Red en Arroyomolinos, en el Perelló y hasta hemos formado parte de los Veranos de la Villa en el Teatro Arenal en Madrid.

Claro que ha habido tropiezos y momentos en los que abandonar el proyecto parecía lo más sensato. Pero al final mis chicas han superado estas crisis. En eso consiste ser valiente ¿no?

Y a la salida del teatro…
¡Qué bonito! ¡El vestuario precioso! ¡Como mueven las caderas estas chicas! ¡Cómo estaba la de rojo!¡Estaban demasiado delgadas ¿no? ¡La mejor… la jefa ésa de las moras!

Sabía que cuando terminase la temporada en los Veranos de la Villa, echaría de menos a todas mis bailarinas, porque ellas sí que son de colores. Pero aprendí la importancia de los pequeños detalles de la vida en el teatro: la difícil conquista del mejor camerino, las manías de orden y desorden de algunas, la adicción y desintoxicación diurna de lacas y gominas y el misterio aún sin resolver de las llaves del camerino y de los personajes de esta novela de ficción llamada “Apáñatelas como puedas” .

Creo que hasta echaré de menos a nuestro regidor que me enseñó que sin el trabajo en equipo no es posible ejercer su profesión.

Hasta he aprendido el difícil arte de ser gitano y que adaptarse a cualquier ambiente es una virtud de valor. Me he visto obligado y encantado de compartir “piso” con una compañera más que “flamenca”. La obra “Alma Gitana” de la Compañía de Tito Losada.

Resumiendo, 4 amigas que un buen día decidieron pasar por la ardua tarea de dar a luz un espectáculo. Unas cañas, mucha imaginación, duro trabajo y aparecí yo con un nombre precioso Aluaan que seguro habéis oído y visto en alguna parte porque yo también soy de “colores”.

Deja un comentario


 Powered by Max Banner Ads