Powered by Max Banner Ads 

Tórtola Valencia: la matahari española

Tortola_Valencia_indiaTórtola Valencia, fue una bailarina andaluza que triunfó a principios del siglo XX, algunos la consideraron la “Matahari española”. Sus padres murieron siendo ella una niña. Eso, y el halo de misterio que representaban estas mujeres en la época, hizo que se especulara sobre su misterioso origen: algunos decían que era hija ilégitima de a familia real española, otros que era hija de un noble inglés.

Odelot Sobrac, en su Tórtola Valencia and Her Times (1982), afirma que desarrolló un estilo propio, expresando la emoción con el movimiento y inspirada, al parecer, en Isadora Duncan. Era especialista en danzas orientales, interesándose principalmente por los estilos que más nos gustan en esta web: las danzas árabes, africanas e indias. Ella creó y reinterpretó a su propio estilo. Era una hermosa mujer de ojos verde y fue considerada una de las más bellas de Europa. Además, el hecho de que tuviese varios amantes de la alta sociedad, hizo que se hiciese famosa fuera del ámbito profesional.

Su debut como bailarina fue en 1908, como parte del espectáculo Habana, en el teatro Gauty Theatre de Londres. Ese mismo año actuó en el Wintergarten alemán y en el Folies Bergère de París; y la bautizaron como “La Bella Valencia”.

T_rtola_Valencia_22

Al año siguiente bailó en Nürenberg y Londres. Se unió a Alice Rèjane, al Cirkus Varieté de Copenhague. Viajó a Grecia, Rusia y la India. Debutó en España en Teatro Romea de Madrid en 1911 y, en 1912, fue socia de honor y profesora estética del Gran Teatro de Arte de Munich. En 1913, realizó una gira por España, incluyendo el Ateneo de Madrid.

Tórtola fue caricaturiza como la “otra Matahari”, en la revista humorística catalana Papitu. Aunque su arte siempre fue más apreciado por grandes intelectuales, más que por el gran público: Ramón Pérez de Ayala, Jacinto Benavente, Pío Baroja, Miguel dels Sants Oliver, Ramón María del Valle-Inclán… entre otros.

Emilia Pardo Bazán afirmó que Tórtola era la misma personificación del Oriente y la reencarnación de Salomé. En 1917, llegó a actuar en las películas Pasionaria y el Pacto de Lágrimas, dirigidos por José María Cortina. Y llegó a actuar en Nuva York, en el Century Theatre.

2En 1920, la Galería Layetana de Barcelona realizó una exposición de sus pinturas sobre danza. Al año siguiente marchó de gira por Hispanoamérica y visitó Brasil, Uruguay, Chile, México, Perú, Guatemala, El Salvador, Panamá y la República Dominicana. Entre 1921 y 1930 alcanzó allí una gran popularidad.

Su forma de vivir, no iba acorde con los valores tradicionales de la sociedad española. Fue una pionera de la defensa de la liberación de la mujer, como Isadora Duncan, Virginia Woolf o Sarah Bernhardt. Era muy “moderna”, porque era vegetariana y reivindicaba la abolición del corsé, que impedía el libre movimiento femenino. También adicta a la morfina. Tuvo numerosos amantes masculinos, sobre todo intelectuales, aunque la mayor parte de su vida  vivió con una mujer, Ángeles Magret Vilá, a la quién adoptó como hija para guardar las apariencias. Seguramente una de esas fue por las razones por las que decidió defender vehemente su intimida.
Actuó también en Venezuela, Bolivia y Cuba. Aunque el 23 de noviembre de 1930 en Guayaquil (Ecuador), decidió abandonar la danza.

b_tortola_valencia_efespfive570449-625302.jpg_1306973099-2En 1931, se autodeclaró republicana catalana y se asentó en Barcelona con Ángeles. Dedicó los últimos años de su vida a coleccionar grabados y estampas, Se inició en el budismo. Murió el 15 de marzo de 1955 en su casa de Sarrià y está enterrada en el Cementerio de Poblenou de Barcelona.

inciensoCreó las danzas que denominó  Danza del incienso, La bayadera, Danza africana, Danza de la serpiente y Danza árabe. Es un personaje en la novela Divino de Luis Antonio de Villena, y Ramón López Velarde le dedicó el poema Fábula dística. Prestó su imagen para el perfume “Maja” de la conocida casa de cosméticos Myrurgia.

Su contribución al arte de la danza consstió en una sensibilidad y orientación estética que ponían de manifiesto la sensualidad del cuerpo. La danza moderna, calificada entonces de irreverente por natural, respondía a sus ideales modernistas empapados de filosofías orientales.

httpv://www.youtube.com/watch?v=oEa7KmBagTc

httpv://www.youtube.com/watch?v=GRL29fTbEkg

Fuentes:

Deja un comentario


 Powered by Max Banner Ads