Carnaval en estío


S. RAMOS

Los vecinos de Villanueva de Campeán se entregaron en cuerpo y alma a la fiesta durante el fin de semana, cuando la plaza del pueblo era el centro neurálgico donde se desarrollaba el grueso del programa festivo, en torno al patrón, San Juan Degollado. Ayer, víspera de la clausura de las fiestas, el desfile de carrozas volvió a alegrar la villa con sus numerosas escenificaciones y chirigotas con más de media docena de grupos participantes de variada temática. Así, los juegos animados de Pokemon inauguraban el pasacalles en el que marchaban también la predicadora con su iglesia y su coro de gospel entonado por fieles de color, una haima del desierto con su grupo de danza del vientre que no paró de bailar durante todo el recorrido llevó al pueblo el ambiente del desierto a las calles del pueblo y la plaza, donde aguardaban decenas de personas aprovechando la sombra que proporcionan las abundantes y variadas especies arbóreas. Un matrimonio de recién casados ponía una de las notas más graciosas por la veracidad que imprimía la estampa con el novio vestido de impecable factura y la recién casada con un elegante vestido blanco que se daban a la fuga en al Vespa a la que no faltaba detalle, incluido el reguero de latas que anuncia la marcha de los recién desposados.

Los autos locos, un grupo de pescadores entregados a la captura de la fauna piscícola animaban también el colorista pasacalles que se completaba con un carrito de venta de helados y las peñas que con sus vistosas y alegres camisetas cerraban el divertido desfile.

La verbena nocturna cerraba una jornada dentro de una programación que concluye esta noche con una sardinada popular, si bien no consigue concentrar normalmente a tanta gente como la víspera al coincidir con fin de mes y de vacación laboral para la mayoría.

Deja un comentario