Bailar descalzo en la Danza del Vientre

bailarinasantiguasCUIDA TUS PIES, SIN PERDER LA ESENCIA DEL BAILE

PROTEGE TUS PIES CON UNAS ZAPATILLAS DE BAILE FLEXIBLES Y CON SUELA PARTIDA

Caminar descalzo es uno de los ejercicios más tonificantes para el organismo. La Danza del Vientre se baila desde sus orígenes descalza. Muchos atribuyen esta cualidad a que es una danza milenaria, hace miles de años, el uso del zapato o zapatillas era prácticamente inexistente. Otros, en cambio, la atribuyen a que podremos conectar con la Madre Tierra. Y otros creen que en los pies fluye la energía corporal, y defienden los beneficios de las terapias como la reflexología, la acupuntura, bioenergía

antigua1Ya sea por temas de tradición o temas energéticos, la danza del vientre se ha bailado descalza desde siempre. Es en el momento de llevar la danza a un escenario, más tipo “night club”, la bailarina comienza a usar el zapato de tacón.

Ahora bien, en Ropa de Arabia siempre tenemos en mente aquella bailarina antigua o aquella bailarina egipcia, bailando sobre un terreno cálido, ya sea arena o tierra; no nos la imaginamos sobre un parquet helado, sobre un tarima fría. Llega el invierno, y nuestros pies notan el frío a la hora de ir a clase. ¿Cómo podemos revolver esto sin perder la esencia de nuestra danza descalza?

zapatillas-balletOlvidémonos de resfriados, cistitis, infecciones por hongos, durezas y callos… llega el invierno y hay que protegerse. Te recomendamos que te hagas con unas zapatillas de baile, flexibles, cómodas, con suela partida; que proteja tus pies, pero que tú te sientas como descalza.

En Ropa de Arabia tenemos un modelo ideal que te puede servir, las llamamos “canvas”. Estas zapatillas en tela, con la punta reforzada en cuero sintético son ideales para clase. Tienes varios colores a elegir: negra, rojas, rositas y carne; también tienes este modelo en dorado con reflejos en plateado, que son las preferidas por las bailarinas de danza del vientre.canvas-gold3

© Texto de Ropa de Arabia. Todos los derechos reservados.

Deja un comentario