Powered by Max Banner Ads 

La vuelta de las entidades

Miércoles, 5 de noviembre del 2014



  • Unos operarios trabajan en las reformas de la parte principal del Centre Cívic Bon Pastor. La entrada principal (en la foto) lleva cerrada al público desde noviembre de 2013.

    joan puig

    Unos operarios trabajan en las reformas de la parte principal del Centre Cívic Bon Pastor. La entrada principal (en la foto) lleva cerrada al público desde noviembre de 2013.



  • Un taller de Bon Pas de Ball, en la próxima escuela Bernat de Boïl.

    ELISENDA PONS

    Un taller de Bon Pas de Ball, en la próxima escuela Bernat de Boïl.

Con imagen renovada, más metros cuadrados y mejores accesos. Así reabrirá sus puertas el Centre Cívic Bon Pastor (plaza de Robert Gerhard, 3) en enero del 2015. Tal día como hoy, hace justo un año, el personal y las entidades alojadas en el centro cívico hacían sus maletas. Tenían instrucciones de vaciar las salas y armarios para facilitar el trabajo de los operarios encargados de la ampliación del edificio, datado de principios de los 80. Las obras comenzaron una semana después y desde entonces el centro funciona de manera parcial sin su programación trimestral.

El domingo 9 de noviembre finalizarán las actuaciones de la primera fase. Y a partir del lunes 17 de noviembre comenzarán las obras en la parte no reformada, con una superficie inferior, con la previsión de acabar en enero. “Entre una y otra fase, la semana del 10 de noviembre, algunas entidades podrán volver al centro”, cuenta Salvador Coll, gerente del Distrito de Sant Andreu, quien lamenta los inconvenientes que han podido suponer estas obras. “Las entidades y usuarios del centro cívico ganarán un planta, de casi 260 metros cuadrados, y se mejora la accesibilidad al edificio”, subraya Coll, en referencia al segundo ascensor y a una pasarela que permite acceder al altillo del taller de radio.

REPARTIDOS POR EL BARRIO

Tras la mudanza, las entidades se vieron obligadas a buscar cobijo en otros espacios del barrio. Por si fueran pocas las molestias, el destierro se ha alargado más de lo esperado porque la constructura escogida inicialmente presentó concurso de acreedores. “Agradecemos la comprensión de las entidades, que se han comportadode forma ejemplar”, continúa.

A excepción del Espai Familiar, dirigido a los niños de 0 a 3 años, el resto de actividades del centro cívico se repartieron por el Bon Pastor. “Nosotros teníamos talleres de baile de lunes a viernes. En total, unos 200 usuarios. Y hemos perdido algunos, porque las nuevas ubicaciones no son las más adecuadas”, cuenta Herminia López, presidenta de Bon Pas de Ball, fundada en el 2000 y con grupos de danza oriental, salsa, country line y otros. “Ahora solo tenemos un grupo en el centro cívico -añade la también profesora de baile-, y el resto se reparte entre las escuelas Bon Pastor y Bernat de Boïl y el pabellón deportivo Valentí Chavarria“.

En una situación similar están los miembros del Banc del Temps. “Nosotros organizamos intercambios de servicios, como clases de sardanas, manualidades o informática. Con talleristas sin ánimo de lucro”, aclara su secretario y cofundador, Francesc Caparrós. “Ahora estamos en la biblioteca Bon Pastor y en a parroquia, pero nacimos en el centro cívico en el 2001 y queremos volver cuanto antes”, afirma Caparrós.

PRESUPUESTO DOBLADO / Las entidades comparten un despacho improvisado en el aula de cocina del centro cívico. “Estamos apretados, hemos tenido que soportar los ruidos de las obras y las visitas no encontraban la puerta de acceso”, cuenta Pilar Leza, miembro de la asociación ACATHI, dedicada desde 2008 a la integración de homosexuales, bisexuales y transexuales inmigrantes.

La espera habrá merecido la pena, confía Coll. “El coste de la ejecución será de 863.265 euros, el doble de la previsión inicial. Ya que nos hemos puesto, tiene que quedar perfecto”.

Deja un comentario


 Powered by Max Banner Ads