Las violencias contra las mujeres

Las violencias contra las mujeres

Compartir:
facebook

<!– twitter
–>

twitter

meneame

Comentarios

En esta semana del 25 de noviembre en que nuevamente hacemos el fúnebre recuento de las víctimas mortales de la violencia machista, las cifras oficiales mantienen el engaño de que “únicamente” son 47 las asesinadas en 2014. Sabemos, por las investigaciones de nuestras compañeras de trabajo feminista, que esa cifra hay que aumentarla en 10 más, siguiendo los parámetros de la espúrea catalogación que se arbitra en relación a la famosa Ley Integral de Violencia de Género. Pero ni son estas las únicas víctimas ni el feminicidio es la única violencia.

Las que mueren después de meses de haber sufrido diversas heridas por la mano de su verdugo no se cuentan en esa macabra lista. Las que se suicidan en la desesperación de no encontrar salida a su angustiosa situación no se inscriben en la cuenta. Las que mueren por enfermedades producidas por el maltrato no existen como víctimas de violencia de “género”.

Pero son muchas más las violencias que se ejercen contra las mujeres españolas. Si en España se hubiese aprobado la ley venezolana “Sobre el derecho a una vida libre de violencia para las mujeres” se habría establecido legalmente 19 clases de violencia. La psicológica, el acoso y hostigamiento, las amenazas, la violencia física, la sexual, la violación conyugal, la prostitución forzada, la esclavitud sexual, el acoso sexual, la violencia laboral, la violencia patrimonial y económica, la violencia obstétrica, la esterilización forzada, la violencia mediática, la  violencia institucional, la violencia simbólica, el tráfico de mujeres, adolescentes y niñas y la trata de mujeres, adolescentes y niñas.

En este año, que aún no acaba, 30 mujeres han sido asesinadas por sus hijos, una de ellas lo fue por el marido y el hijo, pero no entraron en el catálogo de víctimas de violencia de género porque la Ley no las incluye. Al ser la madre, y no tener ninguna relación sentimental con el asesino no merecen la protección legal.

Un tío estuvo acosando sexualmente a su sobrina de 13 años hasta que, ante su rechazo, la asesinó. Esa niña no es víctima de violencia de género al no ser ni la esposa ni la pareja estable del criminal.

Una madre estuvo implorando durante meses al juez, que disponía de su vida y felicidad, que no le concediera el régimen de visitas de su hija de 7 años al marido maltratador, porque temía que la agrediera, sin que el juez atendiera sus súplicas, hasta que el padre la asesinó.  Ni la madre ni la hija son víctimas de violencia de género.

Decenas de mujeres prostituidas son asesinadas cada año por su proxeneta, chulo, macarra o cliente, sin que entren en la fúnebre lista de víctimas de violencia de género, porque ninguna relación sentimental las unía a su asesino.

Cientos de miles de mujeres, adolescentes y niñas son traficadas para la prostitución en España. Los cálculos conservadores dicen que 500.000 cada año entran por todas las fronteras para ser vendidas y esclavizadas en nuestro país y en el resto de Europa. Pero tales delitos no constituyen violencia de género, sino el más específico de trata con fines de explotación sexual, porque al parecer esas mujeres no pueden ser tratadas igual que las demás víctimas de violencia de género.

Una muchacha era víctima del acoso sexual de un vecino que la perseguía en la escalera, en el vestíbulo de la finca y en el ascensor. Después de denunciarlo, únicamente se le condenó a una multa en un juicio de faltas y siguió viviendo el mismo rellano de la finca donde la joven lo veía cada día. No se dictó orden de alejamiento porque no era víctima de violencia de género.

UGT publica cada año un informe en el que afirma que el 75% de las trabajadoras sufre acoso sexual en el trabajo. Pero estas no son víctimas de violencia de género, por tanto no merecen protección especial.

Sandra fue golpeada repetidamente por la policía cuando la detuvo en una calle de Madrid. Apaleada y pateada en el suelo cuando ya se hallaba esposada ingresó en el CIE con morados  y lesiones en todo su cuerpo. Como intentó resistirse va a ser juzgada el próximo viernes 28 de noviembre por agresión a la autoridad. En los CIE (Centro de Internamiento de Extranjeros) donde permanecen secuestrados miles de emigrantes, las mujeres son objeto de acoso, abusos sexuales, violaciones, golpes y humillaciones por parte de los policías, los guardianes y otros reclusos, pero tampoco son víctimas de violencia de género y por tanto no se pueden solicitar las medidas de prevención y punición que la ley establece.

Noelia Cotelo es golpeada repetidamente en la prisión donde cumple condena y permanece a veces días esposada a la cama. Muchas presas son víctimas también de acoso sexual y violaciones por parte de sus carceleros. Pero esta violencia, que se repite continuamente en las prisiones de España sin que cause escándalo a los bienpensantes ciudadanos, no entra en los parámetros establecidos en la Ley de Violencia de género.

Miles de esposas son despojadas de su casa y de toda ayuda económica y miles de madres están sufriendo la retirada de la custodia de sus hijos, en procesos de divorcio sentenciados por jueces y juezas machistas, a los que esa espúrea invención del SAP (Síndrome de Alienación Parental) ha convencido de la maldad intrínseca de las mujeres, después de que forenses, psicólogos y asistentes sociales hayan emitido dictámenes aprobando la conducta del marido y repudiado la de la esposa. Pero nadie puede acusar de violencia institucional a tales funcionarios de la Administración de Justicia, simplemente porque tal delito no existe en el articulado de la ley.

Cientos de policías no atienden las denuncias de maltrato interpuestas por las víctimas, a las que aconsejan que no inicien un proceso que destrozará a la familia, llevará a su marido a la cárcel y dejará a los hijos sin padre. Pero esos funcionarios no son responsables de causar violencia alguna a las que acuden en busca de amparo institucional.

Miles de honrados ciudadanos y ciudadanas escuchan desde su casa los golpes y gritos de alguna vecina que es brutalmente apaleada  por su marido sin que intervengan para detener la agresión, ni aún telefoneen a la policía, escudándose en el anonimato. Cuando la víctima es asesinada se atreven a declarar en la televisión que el crimen “se veía venir dadas las palizas que recibía la mujer”, sin que puedan ser denunciados por denegación de auxilio, delito que sí existe para quien no ayuda a un accidentado en carretera.

Cientos de miles de trabajadoras son despedidas por el empresario cuando quedan embarazadas, cuando no atienden los requerimientos sexuales de su jefe o de otro trabajador con influencia en la empresa o cuando interesa amortizar un puesto de trabajo y millones de empleadas de todas las clases perciben hasta un 30 y 40% menos de sueldo que sus compañeros varones en el mismo puesto de trabajo. Pero tal discriminación no puede catalogarse como violencia de género.

Porque ninguna de estas violencias está recogida en la que, con todo descaro, llaman “Ley Integral de Violencia de Género”. Y por tanto no pasan a engrosar el número de víctimas que conmemoramos cada 25 de noviembre.

<!– –>

  • datos del año 2012.Homicidios intencionados:364 muertes.Homicidios%hombres:65,70%

    homicidios %mujeres:34,30%

    En el estado español y en todos los estados del mundo mueren de media entre el doble y triple de hombres que de mujeres.Alguien lo podria comentar.Enlacehttp://www.datosmacro.com/demografia/homicidios/espana

  • Muy buen artículo, enhorabuena, lástima que trate sobre este problema que ojalá no existiera.
    La violencia psicológica no está tratada suficientemente, ni en esta Ley, ni siquiera por los profesionales de la psicología. Relataré brevemente mi caso particular, por honrar un poco la memoria de mi madre en este día. Tras poner yo mismo la denuncia por maltrato del “supuesto” maltratador hacia la “supuesta” víctima, porque así hay que tratarlo legalmente, el Juez que nos tomó declaración en el llamado Juzgado Especialista (?) en Violencia de Género de Tarragona en el año 2010, y tras no declarar la supuesta víctima en contra de su supuesto maltratador tras cuarenta años de supuesto maltrato, su señoría me advirtió que por interponer denuncia sin pruebas podía yo haber incurrido en delito: ¿Cómo se prueba la violencia psicológica si precisamente no deja evidencias físicas en la supuesta víctima? ¿Cómo puede denominarse “Especialista” a un Juez que no sabe que existe la violencia psicológica? ¿Por qué teniendo las herramientas sus Señorías, en casos parecidos, no las utilizan, no enviando a los “supuestos” maltratadores a un examen, este sí especialista, realizado por un psiquiatra clínico?
    No se trata de un tema de leyes, sino de que en los Juzgados Especialistas en Violencia de Género, haya psicólogos y psiquiatras verdaderamente doctos en la materia, no en leyes.

  • Hay que repasar toda la Sociedad Española, de arriba abajo, Los valores que nos hemos dado en relación a la Igualdad de hombres y mujeres, ni valen, ni existen por ejemplo: Desde la mitad de España hacia abajo (Andalucia) Las mujeres siguen estando sosyugadas al Baron, paren, atienden a los hijos, trabajan y los hombres menos algunas excepciones no asumen el papel que les corresponde dentro del ambito familiar, eso si (van de machos, de sosten familiar porque son los que trabajan fuera de casa) y muchisimas cosas mas por los cuales los hombres van de Señoritos, pero en ese contexto, pareciera que a las mujeres tambien les gusta y es dificil de entender como los roles familiares se repiten año tras año en la educación de los hombres y de las mujeres pareciendo que son felices? Pero desde la Mitad de España para arriba Pais Vasco incluido, aunque las mujeres van en Cuadrillas con los hombres, tambien se repiten los mismos Roles, el hombre es el que manda, la mujer aun dentro del mundo laboral, ha de ser madre, mujer y esposa, y los hombres siguen llendo de Señoritos(de manera diferente, pero Señoritos al fin y al cabo) a las mujeres se las relega y cuando quieren llegar a unas ciertas cosas los hombres les cierran el paso y donde si no es con lucha y teson no logran sus objetivos. La Maté porque era Mia, esta a la altura del tipo Educacional que nos imponen, desde Casa y desde la Escuela, O la Educación a todos los niveles cambia o este problema seran endemico por los siglos de los siglos, pudiendo llegar a ver lapidaciones de mujeres, solo porque el hombre cree tener su derecho hacia las mujeres.

  • ¿Alguien sabe algún número para recurrir en caso de padecer violencia hembrista?

    • Sí, yo, llama a tu mamá y que te dé sopitas con leche.

  • ” se habría establecido legalmente 19 clases de violencia. La
    psicológica, el acoso y hostigamiento, las amenazas, la violencia
    física, la sexual, la violación conyugal, la prostitución forzada, la
    esclavitud sexual, el acoso sexual, la violencia laboral, la violencia
    patrimonial y económica, la violencia obstétrica, la esterilización
    forzada, la violencia mediática, la violencia institucional, la
    violencia simbólica, el tráfico de mujeres, adolescentes y niñas y la
    trata de mujeres, adolescentes y niñas”

    La gran mayoría de estos tipos de violencia son aplicables también a los hombres, ellos tambiién pueden ser víctimas de estas violencias. Claro que en el caso de los hombres las feministas consideran que carece de importancia que padezcan violencia.

    • No hay ninguna relación entre denunciar la violencia que ejerce el hombre sobre la mujer y creer que la violencia que padecen los hombres a manos de la mujer carezca de importancia. El problema es que si las mujeres suponen alrededor de la mitad de la población, cabría esperar que cometieran la mitad de los crímenes de este tipo. Sin embargo, esto no es así. Los hombres matan diez veces más a sus mujeres que al contrario.

      • Ostras vaya argumento, ¿y??
        En EEUU, los negros cometen más delitos que los blancos, ¿deberán entonces hacer una ley especial contra los negros que delinquen?
        Me has dejado alucinando pepinillos, colega.

        • En efecto, tanto lo negros americanos como los hombres en sus relaciones con las mujeres cometen más delitos que los blancos americanos y que las mujeres. Cuando algo así ocurre, entonces tendremos que analizar sus causas y buscar soluciones. Si las causas son distintas, las soluciones lo serán también. Por consiguiente, de lo que digo no se sigue necesariamente que tenga que haber una ley especial contra los negros que delinquen.

  • Es difícil de entender el estado mental de personas que propagan la maldad sistemáticamente como lo hace Lidia. Las circunstancias por lo que lo hace son todo un enigma, ya que por una parte nos muestra su lado humano cuando defiende la postura de las mujeres en la sociedad en la que nos ha tocado vivir y por otra, se enzarza en una incomprensible postura sobre el quehacer político. Su vehemencia la lleva a margenes de las riberas mas obscuras de su mente, un autentico estercolero, un pozo séptico ejerciendo de ventilador para esparcir la mierda.

    Nunca comprenderá que la libertad está asociada al ser humano desde el mismo momento de su nacimiento, pero es manipulada por los hombres, por eso ha existido la esclavitud como ordenamiento jurídico en los reinos de Satanás. Esta pérfida mujer o lo que sea, pretende que todos nos pleguemos a su voluntad en cuanto a pertenecer o no pertenecer a un país u a otro.

    Esta en fase terminal y ella no lo sabe. Quiere proyectarse como “salvadora” de no se que y en realidad lo jode todo con las patas de atrás, commo buen percherón que es. Tonta es rato largo, Mujer florero un rato corto. Pobrecita, ella toda creada que la gente se interesa por su mierda.

  • al final llegamos a lo mismo, la solución es fácil y es la que se daba hace 40 años, a las mujeres no se las tocaba por respeto, había valores y ellas también se hacían respetar, claro eso no gusta a las feministas que son claramente hostiles a los hombres por que si., solo por ser hombres.

  • Más claro el agua, y más directo imposible.

    Lamentable… Odioso mejor,… O asquerosamente repugnante. O…
    No había visto antes una descripción de las múltiples variables de violencia hacia las mujeres, tan extensa en tan poco espacio.

    Y lo que ya es intolerable en grado máximo, es la implicación de funcionarios y policías en semejantes crímenes. ¿Cómo puede pasar encubierto por nuestras vidas algo así?

    Se avergüenza uno de sus congéneres del mismo género. Es más, se avergüenza uno hasta de sí mismo por lo que me toca… pensamientos, expresiones, actitudes machistas aprendidas, que a pesar de ser analizadas, descartadas y reprimidas, asoman puntualmente su vergonzante cabeza de forma inesperada, transformándole a uno la expresión en una mueca de pasmo e incredulidad…

    Curiosamente, al igual que hace unos días en este mismo medio, acaece en este blog de nuevo el fenómeno para-anormal(es) de la aparición de rebuznos psicofónicos con origen en el “ciber – más acá”.
    Cada vez que se mentan los derechos de las mujeres… Y estos yerbajos apestosos no se van ni con el plaguicida más contundente… qué asco!

  • La forma sensacionalista-oportunista a que nos tiene habituados la Señora Falcón, está obsoleto, ya que persigue un objetivo que no es otro que
    ganarse ADEPTAS para sus fines particulares, como sobrevivir a del engaño y el fraude.

    El tema de la violencia en general, hombres y mujeres la sufren por motivos que todos conocemos, como el nacer con el gen violento. Es un tema muy delicado y debe ser tratado con sumo cuidado para no herir susceptibilidades. La violencia nace con uno, no se puede evitar. Y a medida que vas creciendo lo hace asimismo ese afán de dominar a los demás. El físico tiene una importancia vital, ya que los machos en cuanto se ven en el espejo a sus, digamos 12 años, ya desarrollan ese fatídico afán de dominio. Si sales sin el gen, o que no se desarrolle, te metes cura y si no a zurrar física o verbalmente a los demás, en la medida que puedes, claro. Si te sale mal la cosa, te rompen la cabeza y aprendes. Las niñatas, son de un prototipo que todos sabemos, salen ya con ciertos “valores” imbuidos en su mente y escogen a su “compañero de broncas cotidianas” con exquisito cuidado. Solo hace falta verlos en los metros, etc, con las piernas encima de las del macho cabrio. Si ves estó, tienes el prototipo.

    Las estupideces con que nos sorprende la susodicha, como el control de las parejas por la vecindad, es propio de una subnormal. En casos donde los vecinos han intentado mediar, ha tenido un final violento a su vez. Han sido ostiados por la misma pareja por “meterse donde no le llaman” y así con todo.

    La única forma de evitar los sucesos sangrientos comienza por no liarse y menos aun casarse si las personas tras examinarse ven un mínimo
    atisbo de violencia en las personas con quien van a intercambiar saliva. Al “cachitas” se le ve venir a mil leguas y a la tía barullo también. Cuando ella por ejemplo asiste a una intimidación por parte de su macho cabrío contra los demás, normalmente estira la mano y se mira las uñas. Cuando el tiempo pasa, el círculo se cierra en las 4 paredes de la casa y entonces el afán machista se ceba con la compañera de catre. Otras veces las tías son tan violentas que hacen la vida del hombre un despropósito, aunque ellos también las veían venir, pero el amor (el polvo) es ciego.

    Ni te cases ni te embarques, haz lo que tengas que hacer y vuelve al hogar solo o sola. Hijos si, maridos NO. Te evitas problemas, porque contigo pan y cebolla dura lo que dura, dura. En cuanto a Lidia, debería ir a pasar el resto de su vida a Venezuela, para erradicar como siempre digo la rabia. Ella es el antídoto.

  • 1º A los acosadores también se le aplica la orden de alejamiento, otra cosa es que el juez lo considerase necesario. En el caso de la niña y el vecino : “…No se dictó orden de alejamiento porque no era víctima de violencia de género…” esto es falso.
    2º Poner como ejemplo a Venezuela como la lucha contra el crimen… sólo en Caracas:
    En lo que va de año 125 mujeres han sido asesinadas en la Gran Caracas.
    Georgina Marina Cegarra, de 30 años, fue herida el pasado viernes a las 7:00 pm en la calle el Cerro de la vereda 23 de Coche.La mujer que recibió cuatro disparos de un hombre falleció este martes en el Hospital Universitario de Caracas.

    -Ni investigan las causas, este es sólo un ejemplo.

    3º ¿Tiene pruebas de lo que dice?:

    En los CIE (Centro de Internamiento de Extranjeros) donde permanecen
    secuestrados miles de emigrantes, las mujeres son objeto de acoso,
    abusos sexuales, violaciones, golpes y humillaciones por parte de los
    policías, los guardianes y otros reclusos, pero tampoco son víctimas de
    violencia de género y por tanto no se pueden solicitar las medidas de
    prevención y punición que la ley establece.
    Noelia Cotelo es golpeada repetidamente en la prisión donde cumple
    condena y permanece a veces días esposada a la cama. Muchas presas son
    víctimas también de acoso sexual y violaciones por parte de sus
    carceleros. Pero esta violencia, que se repite continuamente en las
    prisiones de España sin que cause escándalo a los bienpensantes
    ciudadanos, no entra en los parámetros establecidos en la Ley de
    Violencia de género.
    Cientos de policías no atienden las denuncias de maltrato interpuestas
    por las víctimas, a las que aconsejan que no inicien un proceso que
    destrozará a la familia, llevará a su marido a la cárcel y dejará a los
    hijos sin padre. Pero esos funcionarios no son responsables de causar
    violencia alguna a las que acuden en busca de amparo institucional.

    Señora, podrá ser todo lo culta que quiera serlo, pero, visto lo escrito, no sé los demás lectores de este artículo, pero yo tengo una opinión muy distinta a la que dicta su curriculum vitae. Claro que, soy hombre y no soy de izquierdas, por lo tanto, tengo la presunción de culpabilidad.

  • egún la Universidad de la Vida, el problema de la violencia (ni machista ni feminista) es un fenómeno sobrecogedor que se manifiesta en todos los órdnes de la vida.
    Excepto en casos de vehemencia transitoria, es decir que los compañeros/as pasan de las palabras a las obras y en un mal momento, sea de rabia o borrachera, asesinan. Los demás casos deben ser estudiados uno a uno y con gran sutileza, porque el margen de error es casi imposible de discernir.

    COMENZAREMOS para evitar malos entendidos que Ir provocativa no conlleva en absoluto el derecho de nadie de violarte. Que quede claro, la violación es, de ser cierta, un CRIMEN. Existen mujeres que nacen al igual que los hombres, con
    un gen FOGOSO, (por llamarlo de alguna forma) . Su cuerpo se convierte en un escaparate viviente y andante de los atributos que tiene, se trata de personas especiales, casi nunca con mucho cerebro que necesitan ese “esparcimiento público” para lograr los objetivos que de otra forma, quizás no los lograrían. El problema comienza cuando conocen a su “media naranja”, habitualmente un
    descerebrado con ademanes visiblemente violentos, un trozo de carne con ojos que mira desafiante a todos, como buscando “FOLLON” y ellas “POLLON”. Se “identifican” al segundo, comienzas a salir y desde ese momento se va cerrando el círculo de la muerte. Primero, el MACHO acepta de buen grado a la “pintoresca pájara” enseñando ombligo, como si fuese a bailar la danza del vientre, , van del brazo y encaramelados, ellas se sientan en los autobuses o metros en las rodillas de ellos, ELLOS miran a su pedorra de turno, para ver quién la mira para que comience a mostrar su violencia con el famoso ¡Y….TU QUE MIRAS! Normalmente no pasa nada, porque el contrincante no quiere cancha, pero si la hay, mientras el
    energúmeno “ostia” a la víctima, ella mira para otra parte alargando la mando y mirar su las uñas están bien pintadas. Ya saben…………..

    Los “violentos de género” son normalmente casi todos a los que gusta vestirse de
    indumentaria militar. Los de “porte y viva España” engrosan las fuerzas militares y paramilitares, el deshecho los rechazados ocupan puestos de trabajo como seguratas o porteros de Clubs. Son los únicos campos donde pueden desplegar sus “habilidades de machos” y en el 99% de forma impune. Lo siento, lo hay más cera
    que la que arde. Es el GEN, repito, no pueden ser de otra forma, nacen con él. La violencia es su seña de identidad.

    Con el tiempo las cosas empiezan a deteriorar, o bien se cansan y la agresión verbal es contraatacada por la agresión del otro y al final pasa lo que siempre pasa. Peor es cuando deciden forman un hogar. ¡AY MADRE¡….. En éste caso,
    el macho cabrío quiere cambiar el vestuario de la representación del teatro y creyéndose Dios quiere que ella tome las funciones de una madre de casa, ya saben, como lavar, cocinar, etc. y quedarse en casa. Como la “descerebrada” no tiene ni el mínimo interés en el hogar, comienzan las discusiones, después las peleas y como quiera que entre tanto hay algún hijo que otro, pues el puente el
    infierno que ha sido terminado de construirse, está listo para pasar por el a la cámara de los horrores.

    Puedo expresar las opiniones de la forma que lo hago, porque conozco el tema mas que bien. Me dedico a la prostitución por voluntad propia, porque entendí que mi carácter fogoso, junto a una, digamos agraciado cuerpo, opté por sacar provecho de ello. Una vez, un descerebrado intentó “sacudirme” porque no me prestaba a hacer uno de sus “puntos” (en el sexo no existen aberraciones, sino pervertidos). Gracia a un “segurata” de esos, pude salir ilesa. No olvidéis, las mujeres que encabezan la lista de las organizaciones dedicada a las mujeres maltratadas, solo
    lo hacen por interés. Un hay tanto delito por delito, sino en la mayoría de los casos, una tragedia ya anunciada, algo que JAMAS debería ocurrir. La convivencia es posible, si se respetan las reglas del juego y se evitan “emparejamientos” condenados al fracaso. El remedio mejor es la prevención, como en las enfermedades de transmisión sexual. Ponte preservativo. Aquí, es lo mismo,
    cuando veras tipo “nerviosillo” cuida de el, porque será “polla” para hoy y “ostias” para mañana. Y si eres de las calentapollas…… pon guardia en toda tu casa, como dice la canción, que la muerte se ha vestido para matar.

    Hay otra vía para las “fogosas” LA PUTA CALLE, PERO SIN CHULOS. Además….!conoces gente! Sin el servicio que prestamos a la sociedad, las “otras” honestas y honradas mujeres no podrían salir a la calle sin guardaespaldas, ya
    que con tanto descerebrado con ganas de descargar la pistola, sería imposible. Las de la calle, satisfacemos los deseos de personas que de por si serian incapaces de buscar pareja y se convertirían en autenticas fieras, animales de presa. De modo que ojo, cuando se juzga que “prostis” hay muchas, la mayoría cumplen con éste
    requisito aunque estén casadas. Los “chichis de alquiler” es otro grupo que satisface las necesidades “sociales” de deportistas, artistas, políticos que siendo de “armario” necesitan contratos de matrimonio para protegerse de las iras de sus
    admiradores. Deben cumplir con el “régimen” establecido, del macho, macho (aunque no mucho). Lo dice Nekane. AGUR

Deja un comentario