Las invasiones árabes

Editorial - Opinin - Diario La Repblica Editorial – Opinión – Diario La República

Por Julio Guillot

Estaba visto: no bien el presidente abrió una rendija ¡zás! se nos está llenando el país de musulmanes; se nos vinieron en tropel haciendo temblar la tierra.

Email

Lo que más me indigna es la sutileza con que Mujica fue dando los pasos. Primero, nos ablandó el corazón con los niños sirios; después, los prisioneros de Guantánamo. Y claro, ahora todos los árabes se quieren venir a instalar acá trayendo consigo su religión, sus valores y sus pautas culturales totalmente reñidas con nuestra idiosincrasia y nuestro uruguayan way of life occidental y cristiano.

Tan bien que estábamos casi sin indígenas (che, Frutos, no es por nada, pero la limpieza étnica no fue perfecta porque se te escaparon algunos de Salsipuedes), con muy pocos negr… (perdón: debí decir afrodescendientes) que en definitiva no molestan mucho y hasta son un atractivo turístico, pero resulta que ahora les abrimos las puertas a esas hordas de infieles terroristas y golpeadores de mujeres.

-Mire que acá también hay casos de violencia doméstica…

-Bueno, pero no va a comparar. Acá, son crímenes pasionales: un varón enceguecido por los celos; una casquivana que tiene la osadía de abandonar a su hombre y arrancharse con otro… ¿Cómo quiere que reaccione un marido engañado o abandonado? ¿Dónde queda el honor mancillado?

En fin, volviendo al tema, lo que me alarma ahora es que están envalentonados y quieren instalarse acá, en nuestro paisito y ya ni esperan a que el gobierno los llame; ahora se quieren introducir ilegalmente, de manera subrepticia con pasaportes falsos. No hay caso: les das la mano y te agarran el brazo hasta el codo.

Lo peor es que van a tratar de imponernos el Islam como religión oficial. Y si no lo logran, van a contaminar las otras religiones existentes en Uruguay. Ya me veo venir un nuevo sincretismo, como si tuviéramos poco con el ya existente, que mezcla santos católicos con orixás… ¿Se imaginan a Iemanyá compartiendo homenajes con Fátima? ¿Un cura junto a un pae de santo y un imán?

Vamos a perder identidad como nación; van a trastocar toda nuestra cultura gastronómica, deportiva y musical. En vez de asado, comeremos cous-cous; en vez de candombe, bailaremos la danza del vientre; en vez de mate, beberemos saké.

-Perdón, pero el saké es una bebida japonesa, no árabe.

-Pero fueron los árabes los que la introdujeron en Japón aprovechando uno de los viajes de Gulliver, cuando trató de imponer el corned-beef por aquellos pagos como gerente de ventas del frigorífico Swift.

-¿Ah sí? confieso que ignoraba todo eso.

-Así es la verdad. Claro que después vino el hijo menor del dueño del frigorífico, Jonathan, y tergiversó toda la historia imaginando el reino de Liliput y unos seres de baja estatura.

-¿Se refiere, acaso, a su estatura moral?

-No, no; eran medio petisos nomás.

-Pero por lo menos no eran árabes…

  1. Libertad Martinez:

    No entendí, es para reir, llorar, es ironía o es una pérdida de tiempo y oportunidad de escribir algo interezante, es una denuncia o es un preconceito, es sostificación? Reconozco que soy medio ignorante? sólo quería entender! Disculpen……………………..

Article source: http://www.republica.com.uy/las-invasiones-arabes/501783/

Deja un comentario