La danza que nace desde el vientre

Hay una línea muy delgada entre lo erótico y lo exótico, como también lo hay entre lo sexual y lo sensual.

Entre esas definiciones danzarán las bailarinas de la Academia Ámar este sábado, durante la inauguración del VI Festival Internacional de Artes Árabes, asegura la directora del espectáculo Estelle Zaghloul.

El festival se extenderá durante los próximos tres fines de semana; para el primero, la Academia tiene preparada Renacer a la sombra de la luna roja, una presentación dedicada a la “naturaleza cíclica de la mujer” e inspirada en el libro Luna Roja de la autora Miranda Gray.

El texto de Gray es explícitamente menstrual y enseña a la mujer a empoderarse de los cambios mensuales de su cuerpo.

“Nuestro cuerpo no es un instrumento de uso para alguien más sino un instrumento de uso para mí misma”, explicó Zaghloul sobre el tema.

Cubiertas. Los trajes de las coreografías del sábado no descubrirán los vientres de las bailarinas. Pablo Cambronero.

La directora no esconde la naturaleza subversiva de su traducción. De origen libanés, Zaghloul y sus dos hermanas, Prisca y Rita, fueron iniciadas por su madre en la tradición de la danza del vientre no como un baile seductor, sino como una danza narrativa.

“Siempre se ha estereotipado a la mujer que baila este tipo de danza como si ella no expresara nada”, explica la bailarina sobre los prejuicios del belly dance. “Pero dentro de esta danza se guarda muchísima información que en mi cultura se ha pasado de madre a hija”.

El espectáculo contará además con Sahra, grupo de música egipcia y fusión a cargo de la banda sonora de la coreografía de Zaghloul. El escenario de todo el espectáculo será el Teatro de la Danza, que albergará además una exposición de las pinturas de la artista Claudia Botero.

Deja un comentario