Paisajes andalusíes 

La llegada de los musulmanes a la Península Ibérica a comienzos del siglo VIII señaló el inicio del mayor y más profundo desarrollo de la agricultura en su suelo, llevado a cabo por árabes y beréberes. Esta agricultura hay que entenderla como de regadío y, más específicamente, de huerta, intensiva, lo que supuso una gran novedad y produjo un enorme contraste con el período histórico anterior. Al mismo tiempo, se introdujeron nuevos cultivos, difundidos por todo el mundo islámico a través de los viajes y movimientos migratorios, especialmente en los primeros momentos de la expansión. De igual modo, los antiguos cultivos propios del agrosistema mediterráneo ganaron en rendimiento con la puesta en marcha de nuevas técnicas agrarias, lo que aumentó la variabilidad y mejora de especies.

Una de las principales -y más evidentes- consecuencias de este proceso de cambio producido en la agricultura fue la notable diversidad alimentaria que se produjo. Estos elementos, combinados con otros de carácter cultural (socio-económicos, dietéticos, religiosos, estéticos…), ejercieron una influencia directa en el cambio del régimen alimentario de los andalusíes que, paulatinamente, fue evolucionando hasta hacerse más rico y variado que el que se daba en zonas cristianas peninsulares. A la par, la cocina se muestra colorista, con mezcla y contraposición de sabores; en definitiva, nada monótona, a diferencia de la tónica generalizada que se observa en el resto del territorio peninsular.

Expiración García Sánchez
Es doctora en Filosofía y Letras por la especialidad de Filología Semítica. Actualmente es investigadora científica de la Escuela de Estudios Árabes (EEA) del Consejo Superior de Investigaciones Científicas (CSIC) y responsable del Grupo de Investigación HUM 115: Ciencias de la naturaleza en la Andalucía musulmana. A lo largo de su carrera profesional ha ejercido como profesora del Dpto. de Historia del Islam de la Universidad de Granada (1980-1985), Jefe de la Unidad Estructural de Filología Árabe (EEA, 1986-1994) y del Departamento de Estudios Árabes de la EEA (1994 a 1998) y como Vicedirectora de la EEA (1989-1991/1998-2006).
 
Su investigación, de la que emanan numerosos artículos y monografías de alcance internacional, se ha centrado en la Historia de la Ciencia en al-Andalus, especialmente en agricultura, botánica y temas conexos, como jardines históricos, farmacología, alimentación y dietética. Sobre esta materia ha dirigido ya seis tesis doctorales. Asimismo, es miembro del consejo de redacción de importantes revistas científicas como Al-Qantara o Miscelánea de Estudios Árabes y Hebraicos. Ha participado en varios proyectos de investigación nacionales e internacionales; en unos 15 de ellos como investigadora principal, habiendo finalizado en 2014 el proyecto centrado en “Paisajes agrícolas y forestales de al-Andalus”.

De 2007 a 2011, a propuesta del Patronato de la Alhambra y Generalife, y junto con el profesor J. Estaban Hernández Bermejo (UCO), se ha encargado del “Plan de Conservación y Gestión de las Huertas del Generalife”.

Article source: http://www.casaarabe.es/eventos-arabes/show/paisajes-andalusies

Deja un comentario