Powered by Max Banner Ads 

Danzas Clásicas de la India

Por Marga Gómez

La riqueza y variedad cultural de La India se refleja en sus numerosos estilos de danza. Todas ellas tienen un gran componente espiritual y religioso, ya que en muchos casos eran una parte importante del culto en los templos, donde las bailarinas, además de ocuparse del cuidado de éstos, bailaban y tocaban piezas musicales en honor a sus dioses.

 

A pesar de su arraigo y antigüedad, las artes clásicas de La India estuvieron durante muchísimo tiempo soterradas y sólo volvieron a ver la luz a principios del siglo XX, cuando una serie de intelectuales, poetas y personajes influyentes de la alta burguesía india, decidió recuperar sus tradiciones del olvido que sufrieron durante la época colonial.

La influencia de la cultura India en las artes y el entretenimiento del siglo XX es innegable,  y abarca desde la sexualidad popularizada a través del Kama Sutra, hasta el cine. Desde las artes plásticas  hasta juegos populares como el poker (espanol.partypoker.com) u otros juegos de cartas donde las cartas empleadas reflejan en sus diseños simbologías estilizadas claramente hindis.
Bharata Natya Sastra, un tratado que data del siglo II a de C y que está considerado uno de los Vedas (libros sagrados del hinduismo) y que contempla los 4 aspectos principales del arte:

Angikam (relativo al cuerpo),
Vachikam (relativo al sonido, la voz, vocalización y percusión)
Satvikam (representación del aspecto físico)
Aharyam (relativo al vestuario, maquillaje y presencia escénica)

Los estilos de danza clásica india

Quizás los más populares fuera de la India sean el Bharata Natyam y el Kathak, existen siete estilos clásicos principales, aunque dada la diversidad y amplitud de este subcontinente, dentro de cada estado existen otras formas clásicas, además de las formas folclóricas.

Bharata Natyam
Procedente de  los templos de Tamil Nadu en el Sur de India, esta danza que en la antigüedad era ejecutada por los gurus (maestros) denominados nattuwaran y las devadasi (bailarinas de los templos), fue recuperada, entre otros, por Rukmini Devi Arundale a principios del siglo XX.
 
Rukmini Devi estudiaba danza clásica con Ana Pavlova. Cuentan que fue la bailarina rusa  quien animó a la joven india a estudiar las danzas de su tierra. Y así lo hizo: recorrió el Sur de India buscando a las últimas devadasi (bailarinas de los templos) para recopilar los bailes y fundó la escuela Kalakshetra, que hoy sigue siendo un importante centro para el desarrollo de las artes en esa zona del subcontinente.
 
La palabra “BHARATA” está compuesta por las sílabas de Bhavana (humor, estado de ánimo), Raga (música) y Tala (ritmo). “NATYAM” significa danza y drama. Como en el resto de los estilos, existen dos formas de danza: danza pura o Nritta y danza pura con Abinaya (gestualidad) o Nritya.
 
Este estilo se caracteriza por su simetría, rigor y esculturalidad. El bailarín puede realizar saltos, desplazamientos y percusión con los pies, manteniéndose casi todo el tiempo en arthamandi (plie) sin perder su centro. Las coreografías de danza pura son combinaciones de adavus, natadavus y tatadavus (movimientos básicos que combinan y van aumentando en complejidad a medida que la pieza musical avanza). Y la danza con Abhinaya relata historias épicas, basadas en la mitología y los textos sagrados.

Kathakali
Considerado por la Unesco como Patrimonio de la Humanidad, el Kathakali es una de las formas de teatro más antiguas del mundo, cuyos orígenes están en el libro Bharata Natya Sastra (hacia el siglo segundo antes de Cristo), aunque la forma actual de la danza comenzó a codificarse alrededor del siglo XVII.El Kathakali es tradicionalmente representado por hombres, siendo los personajes femeninos artistas masculinos caracterizados de mujer. Un aspecto importante de este tipo de danza-teatro es el elaborado maquillaje de los artistas, hecho con productos naturales, tales como la harina de arroz, el bermellón y el hollín.


Cada color representa la naturaleza del personaje. Por ejemplo, un hombre noble o un héroe es verde, el maquillaje rojo sería para un demonio o un ser iracundo y en un ser puro o una mujer el color predominante sería el amarillo.


Los personajes de Kathakali se agrupan en 5 tipos: Pacha, Kathi, Kari, Thaadi y Minukku. Dentro de estas categorías están los dioses (Devas), los demonios (Asuras) y los personajes humanos.
Como en todas las danzas clásicas de La India, El Natya Shastra define nueve emociones principales – Sringaaram (afección y amor), Haasyam (alegría), Karunam (pena), Raudram (ira), Veeram (valor y confianza), Bhayaanakam (alarma y ansiedad), Beebhalsam (disgusto y repugnancia), Adbhutam (sorpresa y sobrecogimiento), Shaantam (tranquilidad). 

Una representación tradicional de Kathakali puede durar horas, comenzando de día y finalizando con la puesta del sol, cuando por fin el bien triunfa sobre el mal.


Kathak
Es posible que los orígenes de esta danza estén en una tribu de nómadas procedente del Norte de la India, que convocaban a su público en las plazas y alrededor de los templos, donde contaban historias sobre mitología y moralidad recogidos en los Vedas, a través de la danza y el lenguaje gestual (Abinhaya). Con la llegada de los Mogoles, el Kathak se introduce en la corte. Por esta razón, la vestimenta está inspirada en las pinturas de esa época. Las principales escuelas están en Lucknow, Varanasi y Jaipur.
 
Esta danza se caracteriza por sus elegantes giros, la posición y los ágiles movimientos de los pies y los remates, pueden recordar por momentos al flamenco. La percusión de los pies, presente también en otros estilos de danza clásica india, se remarca con el sonido de los cascabeles o ghungharus que llevan los bailarines en los tobillos.

Manipuri

Según la leyenda, la danza Manipuri nació cuando los dioses decidieron drenar un lago en la hermosa región de Manipur para poder bailar.
 
Esta danza forma parte de celebraciones y homenajes, por lo que sus orígenes pueden estar en otras danzas rituales. Su estilo se caracteriza por la suavidad de los movimientos, giros y pequeños saltos y por las rígidas faldas de las bailarinas, cilíndricas desde la cadera. Ellas además, suelen ir con el rostro cubierto por un velo transparente y el bailarín o bailarina que representa a Krishna, lleva un tocado con un pluma de pavo real. Esta encarnación de Vishnu es representada en muchas de las piezas del repertorio de Manipuri, como el Raas Leela que describe la danza cósmica de Krishna y las gopis (pastoras) con desplazamientos circulares que emulan el movimiento de los planetas alrededor del sol.

Mohiniattam
Conocido como la “Danza de la Encantadora”, este estilo procedente de Kerala, se caracteriza por los movimientos circulares de la parte superior del cuerpo, los delicados pasos y la sutileza de los gestos. La bailarina suele ir vestida de blanco y oro, con un enorme moño en un lado de la cabeza. En los momentos en que el ritmo de la música es más lento, ésta puede hacer improvisaciones.
 
Este estilo fue recuperado en el siglo XIX con el apadrinamiento del Maharaja Swati Tirunal y después, en el siglo XX, el poeta Vallathol creó la escuela Kerala Kalamandalam, donde los estilos Mohiniattam y Kathakali fueron recuperados y codificados.

Odissi
El nombre Odissi deriva de Orissa, un estado de la zona oriental donde se desarrolló este estilo, aunque sus orígenes parecen estar en los antiguos templos del norte. Esta danza también sufrió sus vaivenes, sus practicantes fueron despojados de sus privilegios, de modo que en el primer tercio del siglo XX apenas quedaban artistas de Odissi. El estilo que se baila ahora, como ocurre con la mayoría de las danzas clásicas indias, es un “remake” diseñado en ese siglo por estudiosos y artistas que hicieron un exhaustivo trabajo de investigación del arte, la escultura y entrevistando a los últimos artistas de este género que aún vivían.
 
La técnica de este estilo se basa en la posición de tribanga que divide el cuerpo en tres partes: el cuello y la cadera se desplazan a un lado, mientras el torso se desplaza al lado contrario. Es, de los estilos de danza clásica india, quizás de los más femeninos por esta ondulación que imita la posición de las esculturas de los templos de Orissa.
 
Las piezas más habituales de un recital de Odissi son las historias que relatan el amor entre Radha y Krishna, a través de los poemas de Gita Govindam.

Kuchipudi
La “esculturalidad” vuelve a ponerse en evidencia en este estilo procedente del estado de Andhra Pradesh. El trabajo de los pies y los sutiles gestos se combinan con actuaciones realistas, en las que los bailarines incluso hablan en algunos momentos. Los temas de los bailes están también basados en los textos sagrados y la mitología, aunque una de sus danzas más populares es el Tarangam, en el que la artista baila en los bordes de un plato de bronce y en ocasiones con un cuenco de agua sobre la cabeza.

Agradecimientos: Chandrika Chinoy, Ashim Kumar Singha.

Deja un comentario


 Powered by Max Banner Ads